Como hemos cambiado …

Desde que comencé con este blog mi vida ha dado un giro de 360 grados, empecé mientras vivía sola en Madrid y trabajaba de estilista en Transversal Comunicación, también hacía trabajos de profesora y me metía en pequeños proyectos relacionados con la moda …

Ahora vivo en Zaragoza, tengo dos niños pequeños y he cambiado mi afición por la moda a una afición llamada correr, así en español, que me lleva loca buscando cómo sumar más minutos y Km con mis compis de club y amigas de siempre que me siguen en esta nueva locura

Llevo, por decisión propia, dedicada tres años a mis peques y ahora que uno empieza el cole y la otra la guarde espero ansiosa que llegue septiembre para ponerme a trabajar en algo, aún no sé en qué, pero en algo que me aleje un poco de pañales, papillas y demás que aún con respeto a todas las que lo hacen con amor y devoción a mi, reconozco, que ya empiezan a volverme paranoica.

Así que este nuevo post es quizá para comentar que ya no hablo tanto de moda, o de maquillajes, llevo el pelo cómo puedo y aún no he conseguido quitarme los kilos de más, unos 6 por embarazo que se dice pronto … El rato libre que tengo intento salir a correr y sobre todo disfrutar con la amigas de unos vinos, unos pinchos, disfrutar de la familia y de todo lo que venga por delante.

Si me pongo a pensar por qué escribo un blog, la verdad no es con afán de que alguien  me siga, de que a alguien le guste o ni siquiera que a alguien le interese, es más bien por ser consciente de mi vida y no dejar que pase sin más, dedicar un momento al día para mí, para recordar lo que he hecho, de lo que me he reído, lo que me ha hecho llorar, para volver a vivir las trastadas del peque y quedarme con cada instante en que mi pequeña crece …

Mi vida a cambiado 360 grados y aunque reconozco que al principio me resistía y añoro Madrid y mi vida allí, quizá hoy es el momento de disfrutar lo que tengo y lo que soy, que sin duda es mucho, quizá más de lo que merezco …

 

Foto: Entre regalos y sorpresas


Leave a Reply

*